Preparación de tierra y macetas

Para rellenar los huacales, garrafones, cubetas y otras contenedores que encontramos por ahí, mezclamos tierra de 50% fibra de coco y 50% lombriabono. El humus de lombriabono fortalece en todos los aspectos la salud y las defensas de la planta, y la fibra de coco (en forma de polvillo) tiene la gran virtud de retener humedad y también aporta estructura, evitando la compactación de la tierra – uno de los problemas más comunes de los contenedores en huertos urbanos. Adquirimos el lombriabono de dos fuentes: productor local desde hace 17 años, Eneas Alejandre en San Agustín Etla, y la fabulosa ONG oaxaqueña,  SiKanda. La fibra de coco es una materia prima mexicana que se obtiene como residuo de la industria textil de las fibras del mesocarpio de los frutos del cocotero (Cocos nucifera).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *